Covid 19 – La importancia de los Bioquímicos en la lucha contra esta pandemia

Dr. José Luis Bocco. Imagen extraída de fpmlab.org.ar

La Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) financiará proyectos en el marco del llamado a investigadores de todo el país para mejorar la capacidad nacional de respuesta a la pandemia COVID-19 en Argentina. Las ideas-proyecto fueron recibidas desde el viernes 27 de marzo, todas orientadas al diagnóstico, el control, la prevención, el tratamiento y el monitoreo del Coronavirus.

Las propuestas, acercadas por científicos y actores del sector productivo, llegaron desde todo el país y abarcan diversas disciplinas. El énfasis se puso en aquellos proyectos donde los fondos estén destinados a acelerar desarrollos que se encuentren en marcha o que busquen darle nuevas aplicaciones a resultados ya obtenidos.

Desarrollo e implementación de metodologías innovadoras para el diagnóstico y seguimiento de la infección por el nuevo Coronavirus SARSCOV-2 es una de las cuatro ideas-proyecto seleccionadas de Córdoba. Al frente de esta investigación está el Dr. José Luis Bocco (Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI-CONICET) Dpto. Bioquímica Clínica, Facultad de Ciencias Químicas (Universidad Nacional de Córdoba), quien refiere que estos proyectos que se presentan (fueron más de 900) son el resultado de una rápida reacción del sistema científico nacional para, a través de su formación, tratar de proveer alguna solución frente a la pandemia que hoy aqueja a toda la sociedad a nivel mundial. “Unos meses atrás nadie en el país ni en el mundo hacía nada sobre COVID-19 ni sobre el virus SARSCOV-2 simplemente porque no existía, de modo tal que en las instituciones de investigación de todo el sistema científico nacional no había nadie que estuviera haciendo investigación al respecto. En nuestra propuesta convergen las especialidades de investigadores en distintos institutos de investigación de doble pertenencia entre el CONICET y la UNC, con asiento y sede física en la Facultad de Ciencias Químicas. El Instituto de Investigaciones en Físico-Química de Córdoba (INFIQC), el Centro de Investigaciones en Química Biológica de Córdoba (CIQUIBIC) y el Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI).”

Sobre el proyecto

El proyecto consta de tres objetivos, el primero es la implementación de métodos para la detección del virus. Dice Bocco “Sabemos que el método que está validado a nivel mundial, el estándar de oro (o gold standard) es la reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real. Para lo cual hay que hacer previamente una reacción de transcripción reversa para convertir el ácido nucleico viral, que esta compuesto por ácido ribonucleico, en ácido desoxirribonucleico. A partir de ahí se hace una amplificación convencional, cuya lectura final se hace por medición de fluorescencia. Ese es el gold standard que es muy robusto y seguro, tiene un muy buen diseño.”

El punto de partida fue lo complejo que resultaba la aplicación de esta metodología en puntos donde se necesita aplicación inmediata. Además del equipamiento de alto costo y personal capacitado que se requiere, había en nuestro país un solo lugar donde esa determinación se podía hacer (el Instituto Malbrán) por lo que las muestras tenían que recolectarse y enviarse allí. “Lo que nosotros proponemos es un método de diagnóstico que se sume (no es para reemplazar al gold standard) a la capacidad de diagnóstico, a condición que esos métodos sean rápidos, sencillos, económicos y tengan posibilidad de aplicarse de manera descentralizada, es decir, donde se lo necesite. Por ejemplo aplicarlo en puntos de ingreso al país, como un aeropuerto. Aplicarlo dentro de unidades de alta concentración de personas, como un geriátrico. Esto no se puede hacer con la metodología que se usa actualmente ya que, como dije antes, requiere equipamiento especifico y no se puede realizar en cualquier lugar” afirma el Doctor.

El primer objetivo del proyecto es una amplificación isotérmica, similar al NEOKIT-COVID-19. “Nosotros presentamos nuestra propuesta el 10 de abril, en ese momento no había mucha difusión con respecto a que ese método ya estuviera tan avanzado, sin embargo nos basamos en principios diferentes, incluso técnicamente más sencillos que el método NEOKIT publicitado, que se basa en LAMP (Loop mediated isothermal amplification). En nuestro caso sumamos una metodología de amplificación isotérmica de ácidos nucleicos cuyas siglas es RPA. Técnicamente es mas sencilla que la técnica de LAMP.”

La detección del virus es útil para un periodo de la infección, es decir durante los primeros 21 a 25 días desde que el paciente se infectó, lo que hace dificultoso detectarlo especialmente si no presentó síntomas. Por esta razón, el segundo objetivo del proyecto es la implementación de métodos para la detección de anticuerpos en los pacientes que el virus infecta. “Separando la sangre del suero, analizamos si hay anticuerpos y si da positivo es un indicador que esa persona se infectó con el virus. Esto sirve porque esa persona aún siendo asintomática desarrolló inmunidad contra el virus. Los métodos que proponemos permiten no solo determinar cantidad de anticuerpos sino también la calidad de los mismos y poder identificar posibles dadores de plasma con fines terapéuticos, para los pacientes que están padeciendo la enfermedad.”

El tercer objetivo planteado es hacer un balance sobre la efectividad de esos métodos respecto de la sintomatología clínica. En palabras del Dr., “Cuán robustos fueron a la hora de indicar si estaban infectados y qué grado de correlación había con otros parámetros clínicos que experimentan los pacientes.”

¿Qué resultados esperan?

El resultado es la posibilidad de poder implementar en estos plazos la metodología. “Que esto sume capacidad de diagnóstico es nuestra ventana hacia la sociedad, para hacer visible aquello que hoy es invisible, o sea las personas que están infectadas y no presentan sintomatología pero que aún así pueden seguir transmitiendo la infección. Se estima que en Córdoba esa población es superior al 30%. Entonces la idea es no salir a tontas y locas a hacer testeos sino hacer un testeo dirigido a poblaciones donde hay sospechas que puede haber personas infectadas, sobre datos concretos a nivel epidemiológico. Ir a testear ahí, identificar a estas personas que puedan estar infectadas, ya sea detectando el virus directamente o anticuerpos en el suero de los mismos” Explica Bocco.

De aquí la importancia a nivel social y sanitario de nuestra profesión, ya que somos Bioquímicos quiénes estamos en la línea de investigación y aplicación de técnicas de diagnóstico y seguimiento de esta pandemia.

Prensa CoBiCo

Deja un Comentario