Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia

dia de la memoria

Escribe Dra. Ana Barnes.

El 24 de marzo de cada año se conmemora el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. La posibilidad de poder recordar, conocer y evaluar el accionar del terrorismo de Estado implantado en Argentina por el golpe cívico militar, nos convoca al pensamiento crítico, donde una sociedad víctima, directa o indirecta del terrorismo, ha recorrido 30 años construyendo un país nuevo que aún con dificultades ha decidido apostar a la participación democrática de  los ciudadanos. La memoria colectiva, la memoria social, es esta llama encendida que permanece y permite encontrarnos, después de tanto dolor, de tantas ausencias, de jóvenes cuyas vidas fueron desechas e intentaron borrarlas, pero la memoria surge, cuestionando e interpelando y los hombres allí, amasando voluntades, decididos a reconocer en el NUNCA MÁS.

En el país a partir de la derogación de las leyes de impunidad se inicia una etapa, reconocida en el mundo, donde un pueblo, puede llevar a los verdugos a los tribunales donde serán juzgados por las Leyes de la Nación. Este derecho a ser juzgado, no lo tuvieron los militantes populares: obreros, estudiantes, maestros, jóvenes inquietos en el pensamiento y con voluntad de lucha por importantes cambios sociales.

Los Organismos de Derechos Humanos acompañados por un componente social que fue sensible y comprendió las profundas heridas sufrida por el accionar de bandas genocidas fueron gestando distintas etapas de lucha por la Vida, por la Memoria y la Justicia y en contra de la impunidad. Estuvo ausente el juzgar por mano propia, el dolor de la muerte,  la ausencia y la demora de justicia se expresó a partir de imágenes, de cuerpos, de manos,  dibujadas en las paredes, en las calles, en los espacios públicos, que preguntaban donde están?.

Las políticas de Estado sobre Derechos Humanos han permitido que más de 400 responsables directos del terrorismo de Estado: militares, policías, marinos, gendarmes, prefectos, sacerdotes, enfermeras, médicos, jueces, civiles apropiadores de menores, sean convocados a juicios orales y públicos en todo el país.

Con el emblema “LOS DESAPARECIDOS NOS FALTAN A TODOS” hoy en Córdoba, se está llevando adelante el quinto juicio por delitos de lesa humanidad: la Mega causa por el terrorismo de Estado en Córdoba, La D2, la Ribera y La Perla. Están sentados en el banquillo de los acusados los otrora dueños de la vida y de la muerte. Los 45 imputados, durante más de un año se van a enfrentar a más de 700 testigos que con desgarro,  conmoción y mucha valentía, han podido reconstruir después de tantos años la historia vivida por cada uno de ellos.

Esta sociedad debió enfrentar una de las dictaduras más sangrientas del siglo; que sumergió al país en una profunda crisis económica, con más de 30.000 jóvenes desaparecidos y más de 500 niños usados como botín de guerra que aun no conocen su identidad. Pero este mismo pueblo emerge, con firmes convicciones, reconociendo, que un país libre y justo, se construye con el respeto absoluto de los derechos humanos, desterrando la tortura, el miedo y la exclusión.

Las banderas y los sueños de los 30.000 desaparecidos y los luchadores de hoy, aquellos  que conservan la posibilidad de estremecerse ante el dolor del otro y construyen a diario, son los que estampan la posibilidad que un mundo mejor es posible. POR LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA .


 

 

Deja un Comentario