No ser olvidados

(OLVIDAR: Descuidar; dejar u omitir inadvertidamente [una cosa]. // No tener en cuenta alguna cosa.)

Los y las bioquímicos somos profesionales destacados en el diagnóstico y seguimiento de patologías, en el desarrollo de investigaciones y gestión de calidad en las numerosas y variadas especialidades y orientaciones que nuestra profesión ha desarrollado al día de hoy.

Sin embargo nuestra tarea permanece invisibilizada en la mayoría de los casos, es extraño que se nos mencione como integrantes del equipo de salud y esto ¿por qué? ¿Podemos pensarnos en relación a la sociedad? ¿Y allí cuál sería nuestro rol? ¿Nos pensamos desde un lugar de asesoramiento a otros profesionales de la salud y a la población? ¿Cómo estamos dispuestos/as a mostrarnos?

Estas son algunas de las preguntas que, entendemos, deberíamos respondernos para poder avanzar en mostrar toda la potencialidad que habita nuestro colectivo profesional. El actual contexto social y comunicacional exige de nosotros la presencia intralaboratorio, adaptando nuestros servicios a las demandas del desarrollo de prácticas a nivel de frontera tecnológica que está corriéndose de modo permanente y obligándonos a adecuarnos para brindar prestaciones de la mayor calidad, pero además a salir puertas afuera a interactuar con otros actores sociales (empresas, decisores políticos, organizaciones de la sociedad civil, etc)
Esta interacción puede darse en diferentes campos y niveles de acuerdo a las características de la población que se atiende a la complejidad de los servicios y los contextos sociales, económicos, epidemiológicos. ¿En este marco, es posible pensarnos en un lugar diferente al que hoy estamos?

Desde el Colegio de Bioquímicos entendemos que esto es absolutamente posible; que tal vez la pandemia de COVID19 nos muestra una ventana de oportunidad para mostrar nuestras capacidades en todos los aspectos antes señalados. Reconocemos el trabajo y compromiso de todos y todas las colegas que cada día están atendiendo en el actual contexto e instamos a continuar cada uno desde el lugar que ocupa a mantener la atención, sea esta en forma de prestaciones directas o de asesoramiento o consejería a sus pacientes.

No ser descuidados, omitidos o tenidos en cuenta depende en primer lugar de NOSOTROS.

Nota editorial – Consejo Directivo

Reunión de Consejo a distancia

Deja un Comentario